Actualmente una de las opciones más utilizadas por las personas para combatir los problemas de alopecia es el trasplante capilar en sus diferentes técnicas. El trasplante capilar es considerado como un proceso quirúrgico sencillo y sin riesgos, ya que es indoloro, con anestesia local y sin hospitalización.

Una vez realizada la cirugía capilar, una de las preguntas más frecuentes entre los pacientes es cómo cuidar su cabello después de realizar la cirugía. Por lo que vemos de gran ayuda dar algunos consejos sobre el cuidado posterior del cabello después de la cirugía capilar para evitar así el debilitamiento de los injertos capilares para que crezcan sin inconvenientes.

1. Lavado del cabello

Al día siguiente del trasplante se le lavará el cabello en la consulta. A las 48 horas ya podrá lavarse la cabeza a diario, acariciando las zonas implantadas durante los 4 primeros días, frotando con suavidad hasta el séptimo día y con una fricción normal a partir de entonces.

Se deberá lavar la cabeza con agua tibia y utilizar champú neutro en la zona donante y receptora de folículos, al menos la semana posterior al injerto capilar, para evitar infecciones y favorecer la cicatrización.

2. Utilizar una pomada calmante

A menudo, tras el injerto capilar, se producen picores en el cuero cabelludo debido a que éste se encuentra en fase de cicatrización, por lo que es conveniente aplicar una pomada calmante en la zona receptora de folículos capilares. El uso de la pomada evitará que el paciente se rasque y perjudique la recuperación y mantendrá las zonas donantes y receptoras hidratadas y limpias.

3. Peinado

Al peinarse no debe tocar el cuero cabelludo hasta el cuarto día en la zona del implante.

4. Evitar los productos químicos

El uso de productos químicos agresivos para el cabello como los fijadores, espumas, lacas… han de suprimirse durante las primeras semanas tras el trasplante. Por otro lado, los tintes y fibras no son recomendables hasta pasado el año, cuando se estima que todos los folículos estén trasplantados en su totalidad con éxito y fuerza.

5. No realizar ejercicio físico durante al menos 1 semana

Aunque el injerto capilar no se ve dañado con la práctica habitual de deporte, es necesario dejar pasar al menos una semana, ya que la sudoración o los movimientos bruscos pueden dificultar que el nuevo cabello injertado crezca de forma adecuada.

6. Protegerse del sol

Se ha de reducir en la medida de lo posible la exposición directa a los rayos del sol durante los primeros 14 días del postoperatorio.

7. Evitar bañarse en el mar y piscinas

En el caso de que el injerto capilar se haya realizado en el período estival, se han de evitar los baños en playas y piscinas durante 1 semana tras el trasplante.

Si estás pensando en realizar un trasplante capilar o ya lo has hecho y tienes dudas acerca de ello, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. En Mediteknia cuidamos de nuestros pacientes y siempre apostamos por la profesionalidad, la tecnología y el rigor científico.